Los demás conductores esperaban detenidos. Luego el BMW hizo una maniobra que causó el desastre

0
61

Seguro lo has pensado mientras conduces: “ah, si no va a pasar nada”. Entonces cruzas en rojo o adelantas bruscamente con un poco menos de cargo de conciencia. Cada vez que lo haces, sientes que es menos probable que pase algo. Hasta que sucede y ya no hay vuelta atrás.

Las posibilidades pueden ser bajas, pero las consecuencias de un accidente automovilístico pueden ser graves e incluso fatales.

Un ejemplo -afortunadamente sin muertes que lamentar- es lo que sucedió en la autopista M60 que da a Manchester, en Reino Unido, cuando un conductor decidió que no quería esperar a que su fila avanzara y adelantó de forma imprudente.

El resultado fue varios lesionados y al menos cuatro automóviles dañados producto de la imprudencia del conductor.

Todo quedó registrado por la cámara de Patrick Mitchinson, que estaba detrás del BMW.

“Este es el tipo de desastre que puedes causar conduciendo como un idiota absoluto”.

-Patrick Mitchinson, citado en el Daily Mail-

“Lo peor es que el hombre trató de decir que había quedado inconsciente por el impacto (Nunca había visto a un auto detenerse solo así o poner sus luces de emergencia tampoco), luego trató de culpar al conductor del auto amarillo”.

-Patrick Mitchinson-

¡Piénsalo más de dos veces!

Creado por: Francesca Cassinelli