Pareja murió en accidente, pero en vez de decirle a sus hijos, un policía los entretuvo toda la noche

0
69

Papá Donald y mamá Crystal habían salido de casa para hacer algunas compras. Debían comprar pintura para la cara para preparar el disfraz de Halloween de sus hijos, además de un montón de dulces. Pero antes de que pudieran volver a su hogar, murieron en un accidente automovilístico.

En casa los esperaban sus cuatro hijos; Trayvion, de 6 años; Daimean, de 8; Amiah, 10 años; y Justin, 13.

Fuente

La noche en que los padres murieron, el policía Nathan Bradley  esperó a que la abuela de los niños llegara a casa. Cuando ella dijo que desde hacía varias horas no veía a los padres de los niños, el oficial entendió que aún no estaba al tanto de la noticia.

Fuente

Sin embargo, en lugar de darles la devastadora noticia y poner a los niños bajo la custodia del Estado, Bradley quiso que los niños celebraran Halloween como tanto se habían estado preparando.

Fuente

Los llevó a cenar y les prometió una pijamada en la estación de policías. Fue su ángel guardián.

Esa noche, el oficial Bradley les regaló a los niños un momento de risas y dulces. Fue un hermoso gesto de humildad con el que hizo que se sintieran protegidos y no solos.

Fuente

Los cuatro hermanos ahora viven con su abuela y han recaudado casi medio millón de dólares a través de la colecta virtual que inició Bradley y en la que todos podemos aportar.

Los hijos del policía y los cuatro hermanos, son buenos amigos.

Go found me
Fuente

¿Qué opinas del gesto del oficial?

Creado por: Lolita Cuevas-Avendaño