Qualcomm cree en Windows 10 para dispositivos ARM

0
61

Quién diría que después del fracaso de Windows RT se volvería a hablar de una versión de Windows para dispositivos ARM. Pero es así, y mientras fabricantes de semiconductores como MediaTek no le ven futuro, otros como Qualcomm confían en que será diferente.

Como has de recordar, Microsoft y Qualcomm han trabajado juntos en un sistema de emulación que permite a equipos ARM con Windows 10 ejecutar aplicaciones x86. En entrevista con PC World, el vicepresidente de gestión de productos en Qualcomm, Keith Kressin, comentó al respecto.

Al contrario de lo que pudiera creerse, la respuesta hacia la combinación entre Windows 10 y el procesador Snapdragon 835 sería positiva por parte de los fabricantes, entre ellos Dell y HP, quienes han olvidado el fracaso que supuso Windows RT hace algunos años.

Para evitar un desastre como tal, la idea es trabajar en lo que el portal llama “PC celular”, basándose en teléfonos con el Snapdragon 835 para seguir mejorando el funcionamiento de Windows 10 en dispositivos de ARM, pensando en que siempre estarán conectados a internet y deberán ofrecer una buena autonomía.

“El objetivo es llevar a cabo algo creíble, mostrar a la gente por qué es diferente de RT. Mostrar que es Windows 10 –y que no es una segunda versión de Windows 10”, en palabras de Kressin. Además, tendrían ventajas por encima de equipos con procesadores x86 y soportarían las mismas tecnologías.

Ya que originalmente el procesador Snapdragon 835 está orientado hacia los dispositivos móviles, ofrece conectividad LTE, soporte para Bluetooth 5 y módem para conexiones inalámbricas. Así mismo, soporta las interfaces más comunes, como los puertos USB.

Una de las dudas en torno al lanzamiento de estos dispositivos ARM con Windows es sobre su precio que, según Kressin, no serán extremadamente baratos, pero tampoco caros. Es decir, deberían ser asequibles y su precio variará según las configuraciones del equipo impuestas por su fabricante.

El lanzamiento de los mencionados “PCs celular” será gradual y comenzará este año, con miras a un mayor despliegue en 2018 y 2019. “Es un movimiento paciente en el mercado, y en el establecimiento de una nueva propuesta de valor” para asegurarse de que la gente comprenda lo que son y para qué sirven realmente.

Ya que el Snapdragon 835 es capaz de ejecutar aplicaciones x86, pero no tan robustas y mucho menos videojuegos orientados a un hardware más potente, Windows 10 en dispositivos ARM tiene potencial, pero ciertamente más futuro del que tuvo Windows RT.

Por otra parte, Krissin habló sobre la posibilidad que existe de que el Snapdragon 835 potencie la plataforma Windows Holographic de Microsoft que tiene como gran exponente a Intel. Al estar basado en Windows 10, todo puede ser posible, pero los de Redmond tienen la última palabra.

Sígannos y comenten en Facebook.

Escrito por: Christian de la Cruz